Hábitos que te ayudarán a mejorar tu productividad y alcanzar tu excelencia diaria.

Es difícil establecer y mantener un orden lógico para avanzar en el diseño y construcción de tu negocio. Tener hábitos que mejoren tu productividad.  Pero hasta tener conciencia de ello tienes que pasar por días de confusión, son tantos temas para estructurar, para conocer, para aprender, que al final del día terminas cansada, estresada y pensando que no has hecho nada en concreto aunque hayas trabajado todo el día.

 

Cualquier cambio, incluso uno para mejorar, siempre viene acompañado de retrocesos e incomodidades. Arnold Bennett

 

Pero la buena noticia es que esas incomodidades pueden cambiarse por satisfacción y avance si construímos unos hábitos que nos lleven en la dirección correcta.  Yo ya he encontrado ese camino y hoy quiero compartirlo contigo.

 

 Primer hábito: Mañanas de productividad extrema

Si quieres empezar tu día de forma positiva y productiva, debes dedicar 1 hora antes de las 8.30 am a estos  6 hábitos:

10 minutos para meditación.  Agradecer tu nuevo dia, esa maravillosa oportunidad de estar vivos, tener salud y sobre todo la ilusión de seguir creciendo y creando algo que ayudará a alguien en algún lugar.

5 minutos para afirmación.  De todo lo que te mereces y vas a lograr en este día.

10 minutos para visualización. de lo que quieres conseguir al final del día.

15 minutos para lectura. Enterate de lo que pasa en el mundo, en tu sector de negocios, o en el área que sea de tu interés.

20 minutos para deporte. Te ayudará a reducir el estrés y a ser más feliz y  recargarte de energía para afrontar el día.

 

Segundo hábito. Ventana de Eficiencia

Fíjate una ventana de eficiencia, entre las 8:00 y las 14:00.  Es el bloque de tiempo de focus total de tu día, donde debes resolver todo lo más importante y prioritario.  Procura no tener distractores, nada de whatsap ni redes sociales.

Para que sea realmente eficiente divídelo en tres bloques, de dos horas cada uno, con descansos de 5 minutos entre uno y otro.

De 8:00 a 10:00  bloque I

De 10:00 a 12:00 bloque II

De 12:00 a 14:00 bloque III

Utiliza contadores digitales que te avisan cuando terminas un bloque.

Define 3 objetivos PRO

Resuelve 3 tareas máximo al día.  Haz primero la más importante o la más difícil para ti, eso ya te dejará una alegría para continuar con entusiasmo.

A última hora de tu jornada laboral, plantéate los tres objetivos PRO para el día siguiente.

Tercer hábito.Acelera tu día

Pendientes.  Cada vez que tengas una caja de tiempo de 5 minutos vacía, aprovecha para revisar los pendientes.

Simplificar.  Automatiza todo lo que puedas, hay muchas herramientas para ello,  por ejemplo utiliza las extensiones de chrome, hay 11 extensiones que te ayudan a mejorar la productividad y te ahorran mucho tiempo.  Entre ellas Google keep para organizar ideas.

Multitimer que  te ayude a gestionar mejor el tiempo.  Puedes ponerte cronómetros para retarte a tí misma a realizar una tarea en un espacio de tiempo determinado, que luego, una vez superado ese limite de tiempo, podrás ponerte un nuevo reto.

 

Cuarto hábito. Gestiona mejor tu correo

Utiliza la función de dictar mensaje para escribir tus correos.

Aprende a utilizar las reglas de gmail y los filtros.

Contesta los correos en tu bajo flujo.  Es decir, en los momentos de menos convulsión.

Utiliza plantillas de respuesta.

Quítate los mensajes emergentes del teléfono.  Si todo el día tienes en tu teléfono móvil los mensajes emergentes del correo, te distraen y pierdes el hilo de lo que estabas haciendo.  Mejor revisarlos de forma conjunta al final de tus tareas prioritarias.

Usa la herramienta de “the email game” para ponerte retos para contestar correos en menos de un minuto.

 

Quinto hábito.  Evita la “reunionitis”

Hacer reuniones de horas y horas que no sólo nos “roban” nuestro tiempo, si no que son improductivas,  es algo muy común y que seguramente tú también lo has vivido como yo.

Puedes mejorar el tiempo que inviertes en reuniones con tu equipo de trabajo, si sigues estos tips:

En lo posible, haz las reuniones de pie, la mejor hora para ello es antes de la comida.  Seguramente todos estarán deseando que se termine pronto.

Empieza puntualmente.  Pon una multa de un valor pequeño (por ejemplo 5 o 1o euros) para quien llegue tarde.

Convoca a la gente estrictamente necesaria.  Amazon tiene una táctica y es  invitar gente que puedan comer con una piza pequeña.

No tratar temas personales.

No permitir discusiones

Nombrar un lider o mederador de la reunión.

Tener claro el orden del día.

 

Seguramente existen muchos más, pero en mi proceso de transformación y productividad, he empezado por estos pocos pero magnificos hábitos que me están ayudando a avanzar a un buen ritmo y así tener tiempo para todo en mi rutina diaria.

 

Y tú, ¿cuáles hábitos has implementado? Puedes compartirnos  tu experiencia dejándome un comentario.

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.