7 Pasos para transformar tu vida de desempleada de larga duración, en una vida de prosperidad y éxito.

Está claro que en la época actual, tener mucha experiencia profesional  a la hora de buscar empleo, más que una fortaleza se convierte en un obstáculo insalvable, eso sin mencionar si ya tienes más de 40 años.

 

Pero no te preocupes si esa es tu situación, también la he vivido en primera persona y es lo que me ha llevado a reinventarme y dedicarme a lo que realmente me gusta.

 

Durante muchos años trabajé en el sector financiero, a la vez que era profesora de cátedra en la universidad. ¡Estaba pluriempleada! Apenas sí tenía tiempo para mí y mi familia. Aunque me esforcé en alcanzar las metas y objetivos que las empresas me encomendaron, no fue garantía de perpetuidad en el trabajo y todo terminó.

 

Me convertí en desempleada de larga duración. Por algún tiempo estuve desmotivada, aburrida, me sentía frustrada de no poder estar ocupada, no sentirme útil y además no tener un ingreso que me permitiera ser independiente económicamente hablando. Estuve así semanas, meses y  creo que años.

 

Un día todo cambió.  Mi hijo, un joven ingeniero, me preguntó cuál era mi sueño y que quería lograr en el futuro a mediano plazo.

 

Me di cuenta que no tenía ningún objetivo claro trazado, me había dedicado a lamerme las heridas, a conformarme con mi realidad laboral y a creer que ya no tenía “la edad” adecuada para iniciar nada.

 

A partir de ese momento empecé a trazarme un plan de vida emprendedora, fui consciente de que podía seguir creciendo profesional y personalmente. Cambié mis hábitos, cambié mi rutina y sobre todo cambié mi pensamiento.

 

Deseo compartir contigo cómo fue ese proceso y los pasos que di, para que tú también tomes acción y empieces a aplicar en tu vida para ser más feliz, haciendo lo que amas.

 

  1. Definir tus objetivos.

Tener claridad en el resultado final  que queremos lograr es fundamental.

Enumera todos y cada uno de los objetivos que quieres lograr en este año 2018.

Una casa nueva, ese coche que siempre has querido, el viaje que llevas aplazando tanto tiempo.

Tener ingresos mensuales de X miles de euros.

Atrévete a concretar todo lo que deseas alcanzar en lo que resta de este año.

Enumera los objetivos que quieres tener realizados en el 2020. Y en 5 años más.

 

  1. Construye una Visión Board.

Pon un collage de fotos en el ordenador y en el móvil,  de todos y cada uno de los objetivos que definiste.

Si lo tienes presente y lo visualizas constantemente,  tu cerebro lo interioriza, así será más fácil trabajar cada día para alcanzar tus objetivos y no desenfocarte.

 

  1. Detecta tus hábitos limitantes

Revisa que hábitos de tu día a día no te permiten enfocarte en alcanzar tus objetivos.  Empleamos una o dos horas al día en revisar las redes sociales, en ver televisión, en jugar con el móvil.  Esas dos horas las podemos dedicar a construir el futuro que deseamos.

Haz una lista de hábitos limitantes. Estos pueden ser limitantes de pensamiento, de energía, de salud, de trabajo o de prosperidad.

Cambia hábitos limitantes por hábitos que te permitan tener un negocio rentable y que funcione.

 

  1. Tu especialización.

¿En qué eres especialista? Qué es eso que dominas y además te encanta, lo que amas hacer.  Ojo, lo más importante es que te sientas feliz haciendo dicha actividad, porque aunque haya un nicho de mercado pero tú no lo disfrutas, ni lo intentes porque no llegará a buen puerto.

 

  1. Construye tu Elevator Pitch

Imagina que vas en un ascensor con esa persona que es tu cliente potencial y sólo tienes 30 segundos para convencerle de que tú eres la persona que debe contratar.  Sólo  30 segundos para hacerle tu propuesta de valor, antes de que la puerta se abra.

Así que para ello debes tener identificado previamente  quién es tu cliente ideal y tu nicho de mercado.

A quién vas ayudar, qué problema vas a resolver y cómo lo vas a resolver.

 

  1. Crea tus productos y servicios irresistibles.

 

Vivimos la era de los negocios por internet, es el escaparate más grande del mundo. Tienes a tu alcance a millones de personas en cualquier lugar del mundo, aprovecha esta oportunidad irrepetible.

En algún lugar hay alguien que quiere lo que tú sabes hacer o el producto que tienes.

También es cierto que es un mundo muy competido, por lo que tu producto o servicio debe ser irresistible y diferenciarte de tu competencia.

 

  1. Brilla con tu negocio.

 

Siguiendo con el paso anterior, en el que hablamos de que debes diferenciarte y tú eres única, muestra tu personalidad y tus valores a través de tu  logo, los colores que definen tu marca, tus tarjetas de visita, tu web profesional, el tono y lenguaje que quieres usar para comunicarte con tus futuros clientes.

 

Todos estos pasos me permitieron pasar de ser una desempleada de larga duración, a tener hoy un negocio en internet, del cual estoy muy orgullosa.  Hace que me levante cada día con la ilusión de seguir formándome y aprendiendo cómo puedo ayudar a otras mujeres a reinventarse profesionalmente, y sobre todo, a ser más felices con su realidad.

 

Cuéntame de estos siete pasos, ¿cuáles vas a empezar a dar, a partir de mañana, para cambiar tu realidad?

Déjame tus comentarios y dime cómo puedo ayudarte en tu proyecto personal de vida emprendedora.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.