7 claves para aprender a utilizar el multitasking

Mejorar la productividad es la meta de muchas personas hoy en día. Tenemos tantas responsabilidades y queremos cumplir con todas de manera excelente, por lo que buscamos la manera de que nuestro rendimiento se mantenga óptimo, para ello, muchos optamos por la realización de actividades en modo multitasking.

El multitasking es la realización de varias tareas al mismo tiempo y a pesar de que tiene muchos detractores, es algo que no es ajeno a la realidad. Cuando estás conduciendo tu vehículo rumbo al trabajo mientras escuchas un audiolibro estás poniendo en práctica el multitasking, cuando comes y lees un libro a la vez o cuando cambias a tu bebé mientras le cantas una canción y tienes la comida en el horno. Todos esos son ejemplos de multitasking cotidiano o doméstico, pero esta técnica también se puede utilizar en otras áreas.

Las personas que están en contra de la realización de varias tareas al mismo tiempo, normalmente tienen el argumento de que al estar pendiente de varias cosas a la vez no terminan de concentrarse en ninguna, lo que hace que esas tareas no tengan la calidad final que deberían, además de que podría traer mucho estrés. Si ya estás sufriendo de estrés por estar acostumbrado a hacer muchas cosas a la vez -u otras razones-, mira estas recomendaciones de Gananci para dominarlo.

Eliminar el multitasking no es necesariamente lo más recomendable si quieres ser productivo, además, si lo haces bien no tendría porqué traer estrés u otras consecuencias negativas a tu vida. Si necesitas hacer varias cosas a la vez, pero no lo estás logrando y no sabes en qué estás fallando, a continuación verás importantes claves para que aprendas a hacer multitasking de manera exitosa:

1- Establece objetivos.

Estos objetivos pueden ser por horas, por días, por semanas, esto dependerá de lo que quieres lograr. El asunto es que al contar con objetivos claros podrás idear un plan de acción mucho más certero para poder alcanzar cada uno de ellos de la mejor manera posible.

2- Evita distracciones.

Uno de los enemigos principales de las personas multitareas son las distracciones, quizá el teléfono, las redes sociales, entre otros.

Por ejemplo, si eres freelancer lo más probable es que debas hacer varias cosas a la vez. Mientras trabajas debes estar pendientes de tus notificaciones a ver si tienes un nuevo cliente o alguno de los que ya tienes te está dando instrucciones. Si a esto le sumamos que estás trabajando desde casa, las distracciones no se hacen esperar.

Por eso la recomendación no es que dejes de hacer varias cosas a la vez y concentres tu máxima atención en una solamente, ya que esto puede hacer que te aburras o sucumbas fácil ante las distracciones que puedas tener alrededor.

Prefiere hacer las tareas en un espacio específico para ello y concentrarte por periodos en los que estés totalmente avocado a realizar estas actividades pendientes. Cuando se venza ese tiempo, puedes alternar a otras tareas, lo que nos lleva al siguiente punto.

3- Alterna actividades.

Ser multitasking no siempre significa hacer varias cosas en el mismo instante como masticar y comer goma de mascar al mismo tiempo. En ocasiones significa tener actividades pendientes y mantenerse chequeándolas constantemente, alternándolas entre una y otra.

Para que puedas realizar esto de manera exitosa elige con consciencia cuáles van a ser las actividades que vas a elegir para alternarse entre sí. No hay un manual infalible, en este punto eres tú quien elige -según las responsabilidades- cuáles son esas actividades que pueden alternarse por la naturaleza de las mismas y la manera en cómo las realizas.

Volviendo al ejemplo del freelancer, al estar chequeando los mensajes cada cierto tiempo y además, llevando a cabo su servicio (que puede ser la edición de un video, por nombrar algo), se están alternando dos tareas que son compatibles entre sí.

4- La organización es fundamental.

Para saber cuáles son las tareas que son compatibles para alternarlas necesitas tener una lista de cuáles son todos los pendientes. Así podrás clasificarlas en las que requieren tu concentración exclusiva, cuáles son las que puedes alternar y cuáles puedes hacer a la vez.

Mientras más sincera y realista sea organización, mucho mejor será tu desempeño productivo si te apegas a ella.

5- El musltitasking no aplica para todo.

Hay tareas en las que deberás concentrarte para que salgan de forma excelente. Eso está bien, no significa que estás rindiendo menos, de hecho, así estarás rindiendo más porque te evitarás volver a esas tareas para arreglar errores cometidos, ya que las habrás hecho bien desde el principio.

6- Utiliza herramientas para apoyarte.

La tecnología puede ser tu mayor aliada si sabes usarla. En la actualidad hay muchas aplicaciones a las que puedes sacarles provecho .Puedes utilizarlas para medir tu productividad, para hacerte recordatorios, para que te bloqueen páginas o notificaciones que suelen representar distracciones para ti, etc.

7- Asegúrate de que cumpliste con todo.

Para esto puedes repasar la lista de los pendientes y saber si quedó alguna por fuera, esa sería la manera tradicional, pero puedes usar otros métodos que te garanticen que ninguna de las cosas que tenías por hacer se quedó pendiente y que todo se llevó a cabo con excelencia y calidad. Según Gananci, una de las características de los emprendedores exitosos es que siempre se exigen y dan lo mejor de sí.

Las aplicaciones o herramientas de productividad podrían ayudarte en este punto o tú mismo puedes crear indicadores para que vayas chequeando a la par que terminas cada actividad.

Por último, otra recomendación es que si no has utilizado el multitasking nunca, lo pruebes, quizá podría funcionarte y si no, no pasa nada, hay otros métodos para mantener tu productividad al 100%.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.