5 Consejos increibles para convertirte en Madre Emprendedora de Éxito y no morir en el intento.

Cada vez que nos preguntamos cómo  podríamos  mejorar nuestra vida de madres y gestoras de una familia, creando un negocio que nos genere satisfacción personal y mayor estabilidad económica sin descuidar nuestra maravillosa familia, nos encontramos con una montaña de grandes cambios e inversiones que en realidad,  nuestro día a día no nos permite hacer.

 

Nos asusta y terminamos por desechar nuestra idea.

 

Es algo así como cuando te propones al  inicio de año perder unos cuantos kilos que has ganado en las navidades  y te apuntas al gimnasio.

 

Empiezas a ver que  tienes que cambiar tu rutina diaria: desplazarte al gimnasio, hacer ejercicio, luego ducharte y después regresar  a casa,  quizás conduciendo o en transporte público, lo que te supondrá  una inversión de tiempo considerable.

Terminas por agobiarte y abandonar dicho propósito.

Es lógico, ¿verdad? Grandes cambios generan miedo y desinterés.

Seguramente tú, al igual que yo, hemos leído muchos artículos comerciales que predican que uno puede apostar poco (cambios progresivos) o apostar mucho (como una dieta extrema o un programa intensivo de ejercicios con la esperanza de lograr un gran resultado).

 

 

Pero las dietas extremas y los programas intensivos de ejercicios a menudo fracasan porque requieren una enorme cantidad de voluntad y con frecuencia la voluntad no es duradera.

 

Lo mismo sucede con cualquier propósito a nivel personal o profesional.  Cambios extremos no funcionan.

 

Todo este planteamiento puede cambiarse para alcanzar tu sueño de ser Madre y Emprendedora de Éxito.  No requiere grandes cambios que terminen por hacer que pierdas el interés, requiere de un cambio pequeño pero continúo hasta convertirlo en un hábito.

 

Este proceso empieza por estos cinco consejos que hoy quiero aportarte desde mi propia vivencia como madre y emprendedora:

 

  1. REALIZAR ACCIONES PEQUEÑAS.

¿Cómo logra tener éxito la gente? Seguramente hay muchas formas, pero la principal es dando pequeños pasos de tal forma que no causen grandes traumas en tu vida diaria.

Si  tú  quieres hacer un cambio (de los permanentes) te animo a que empieces por separar una hora de tu día (quizás esa hora que empleas en ver tv)  para empezar a preguntarte:

¿Si quiero iniciar un negocio online, que debería hacer hoy de manera distinta?

  • Formarme
  • Aprender
  • Investigar

 

¿De qué manera puedo recordarme a mí misma que debo estudiar una hora todos los días?

Para ello es bueno encontrar un disparador que te permita visualizar y recordarte tu propósito, por ejemplo una nota en el refrigerador, un post it junto a la tv, o lo que más te convenga.

 

Si empleas una hora diaria, durante 5 días a la semana, con seguridad al finalizar el primer mes ya tendrás claro a lo que te quieres dedicar.

Cuando mejoras un poco cada día, al final ocurren grandes cosas.  No mañana, ni al día siguiente, pero al final has hecho un notable progreso. Esa es la única forma en que ocurren, y cuando lo hacen, permanecen.

 

  1. EMPEZAR POR EL PRINCIPIO

 

Uno de los grandes errores que he cometido al inicio de mi negocio online, fue empezar por la página web.  Cómo me hubiera gustado tener quién me dijera en ese momento, que ese no es el primer paso para emprender un negocio digital.

El primer paso para tener un negocio online es la definición de la base del negocio.

 

Lo primero que debes hacer es tener muy claro es:

  • Tu propuesta de valor
  • Tus servicios
  • Tus procesos de trabajo
  • Y tu estrategia de marketing

 

Para este punto tan fundamental, mi consejo es que empieces por hacerte preguntas como:

¿Cuál es el punto que deseo aportar al mundo con mi negocio?

¿A quién  puedo pedirle ayuda o inspiración?

¿Qué tiene de especial mi servicio o producto?

¿Qué tipo de trabajo me resulta excitante y satisfactorio?

 

Hay que saber “El qué” aunque no sepas “El cómo”.  Si tienes bien definida esta base, el camino ya será más claro y fácil de avanzar.

 

  1. TENER UNA RUTA DEFINIDA

 

Recuerda que los grandes y audaces esfuerzos para hacer un cambio pueden ser contraproducentes.  Porque no tienen en cuenta los grandes obstáculos que se pueden presentar en el camino:

La falta de tiempo

Los presupuestos ajustados

Resistencia al cambio

 

Los programas radicales pueden hacer surgir tus ocultas dudas o temores, por eso es importante definir una ruta que comprenda avances pequeños pero constantes en el cumplimiento de tus objetivos.

Escoge una pregunta y hazla repetidamente varios días o semanas:

¿Cuándo?

En las mañanas mientras tomas el café.

Cada vez que te montas en el coche.

Cada noche antes de irte a la cama.

¿Cuál es el pequeño paso que puedo dar para lograr mi objetivo?

Hazlo en un tono amable, como si lo preguntaras a un amigo querido.

 

  1. DESARROLLA NUEVAS HABILIDADES.

 

¡Simplemente imagínate haciéndolas!  Esta técnica te permite pasar directamente por todos los obstáculos que te han estado deteniendo.

La técnica de modelar la mente es eficaz para neutralizar el miedo.

Mira este ejemplo a manera de referencia.

Decisión: Usar el tiempo de manera más productiva.

Pequeños pasos:

  1. Haz una lista de actividades que te llevan tiempo, pero que no te resultan útiles o estimulantes. Mirar televisión, ir de escaparates y leer cosas que no encuentras placenteras o productivas son frecuentemente fuentes de uso pobre del tiempo.
  2. Haz una lista de actividades que te gustaría probar y que sientes que serían más productivas que las actuales. Cada día, añade un punto a la lista.
  3. Una vez que hayas identificado actividades más productivas que te gustaría probar, adelante, inténtalo, pero de una manera muy limitada y no amenazante.

Si quieres llevar un diario, hazlo, pero prométete que no vas a escribir más de tres frases al día. Si quieres tomar una clase de yoga, puedes empezar simplemente sentándote en el vestíbulo del centro donde la impartan, para ver cómo entran y salen alumnos. Pronto, te encontrarás a ti mismo participando más plenamente en la actividad. Y difícilmente serás consciente de que estás pasando menos tiempo frente al televisor.

4.Cada día escribe el nombre de una persona que consideras que está viviendo una vida productiva. Luego escribe una cosa que esa persona está haciendo diferente de ti.

 

 

  1. CONCEDETE PREMIOS PEQUEÑOS

 

A medida que vayas avanzando en la consecución de resultados, permítete premios pequeños que te motiven a continuar.

 

El premio perfecto debe ser adecuado al objetivo que has conseguido. Apropiado y de ser posible gratuito o barato.

 

Por ejemplo, dar un paseo, escuchar tu canción favorita, llamar a una amiga, ir a ver la película que acaban de estrenar,  que tu pareja te haga un masaje.

 

Estos consejos te llevarán a convertirte en Madre y Emprendedora de Éxito, con una vida más amable y darte un impulsito hacia la excelencia cotidiana.

 

Déjame tus comentarios si crees que te ha sido de utilidad o tienes otros consejos que nos puedan aportar en nuestro proyecto emprendedor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.